Acerca de            Contáctanos      

Poemas
 informacion general

 poemas de amor

 poemas de desamor

 poemas romanticos

 poemas de amistad

 poemas cristianos

 poemas cortos


Inicio  >  Tiempo libre  >  Poemas - Informacion

Poemas de amistad
 

Este genero, el de los poemas de amistad, recoge uno de los tesoros mas preciados que uno puede hallar en la vida, la amistad. La familia que le toca a uno es simplemente impuesta por el capricho del destino. No hay nada que hacer frente aquello. Los poemas de amistad nos recuerdan que con esta relacion ocurre todo lo contrario. Es una familia que se va forjando con los años. Los poemas de amistad nos hablan de este mutuo acuerdo entre dos o mas personas. Nosotros somos quienes escogemos a nuestros amigos. Y es ahi lo hermosos de la relacion. Ya que, sea por cosas en comun, por una quimica en especial, por edad, por sexo, por gustos, lo que sea, dos personas o mas se van conociendo y aceptando tal cual son. Y es un tipo de amor que difícilmente desaparece con los años; esta solidez es reflejada en los poemas de amistad de diversas formas. Es mas, por lo general, mientras transcurre el tiempo la amistad se va fortaleciendo como un roble viejo.

Y por su puesto que la poesia no se podia quedar fuera de manifestar un sentimiento tan hermoso. Son muchisimos y variados los poemas de amistad que se han escrito. Los poemas de amistad son verdaderos cantares al amor y el cariño de las personas con sus pares. Los poemas de amistad exaltan el amor por el projimo. Algo tan sencillo y necesario en este mundo. Pero no solo de alegrias hablan muchos de estos poemas de amistad, sino que tambien de pesares. Pesar por aquel amigo que esta lejos, por aquel que tambien murio. Un sentimiento de vacio, de que algo importante falta en la vida. Incluso algunos hablan de aquel amor pasional oculto que se siente por alguna amistad. Aquel amor que no se puede llevar a cabo, ya que podria tirar por el suelo, años de hermosa amistad.

Poemas de amistad: Me sirve y no me sirve, Mario Benedetti

La esperanza tan dulce

tan pulida tan triste

la promesa tan leve

no me sirve

no me sirve tan mansa

la esperanza

la rabia tan sumisa

tan débil tan humilde

el furor tan prudente

no me sirve

no me sirve tan sabia

tanta rabia

el grito tan exacto

si el tiempo lo permite

alarido tan pulcro

no me sirve

no me sirve tan bueno

tanto trueno

el coraje tan dócil

la bravura tan chirle

la intrepidez tan lenta

no me sirve

no me sirve tan fría

la osadía

sí me sirve la vida

que es vida hasta morirse

el corazón alerta

sí me sirve

me sirve cuando avanza

la confianza

me sirve tu mirada

que es generosa y firme

y tu silencio franco

sí me sirve

me sirve la medida

de tu vida

me sirve tu futuro

que es un presente libre

y tu lucha de siempre

sí me sirve

me sirve tu batalla

sin medalla

me sirve la modestia

de tu orgullo posible

y tu mano segura

sí me sirve

me sirve tu sendero

compañero.

* Me sirve y no me sirve. Autor: Mario Benedetti


Poemas de amistad: Vamos juntos, Mario Benedetti

Con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

compañero te desvela

la misma suerte que a mi

prometiste y prometí

encender esta candela

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

la muerte mata y escucha

la vida viene después

la unidad que sirve es

la que nos une en la lucha

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

la historia tañe sonora

su lección como campana

para gozar el mañana

hay que pelear el ahora

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

ya no somos inocentes

ni en la mala ni en la buena

cada cual en su faena

porque en esto no hay suplentes

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

algunos cantan victoria

porque el pueblo paga vidas

pero esas muertes queridas

van escribiendo la historia

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero.

* Vamos juntos. Autor: Mario Benedetti


Poemas de amistad: ¿Que tengo yo, que mi amistad procuras?, Lope de Vega

¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?

¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,

que a mi puerta, cubierto de rocío,

pasas las noches del invierno escuras?

¡Oh. cuánto fueron mis entrañas duras,

pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío

si de mi ingratitud el hielo frío

secó las llagas de tus plantas puras!

¡Cuántas veces el ángel me decía:

"Alma, asómate agora a la ventana;

verás con cuánto amor llamar porfía!"

¡Y cuántas, hermosura soberana,

"Mañana le abriremos", respondía,

para lo mismo responder mañana!

* ¿Que tengo yo, que mi amistad procuras? Autor: Lope de Vega

Google
 
Web Buscarinformacion.com

 

 

 

 


Los acentos y caracteres especiales han sido omitidos intencionalmente, en categorias y articulos.
La informacion en estas paginas solo representa la opinion del autor y no representa un aviso legal, medico o profesional

Copyright ©2004-2005, Todos los derechos reservados